Humus

Traducción del portugués de Verónica Palomares Maíllo

humus portada

La aparición de Humus, (que conoció tres ediciones diferentes, hasta que el autor publicó la versión definitiva en 1926), dejó al descubierto un nuevo espacio en la historia de la ficción portuguesa.

La radical originalidad de la obra rompió las estructuras narrativas tradicionales, hasta desdibujar las fronteras entre la poesía y la narrativa. Esta ruptura permite en el texto la convivencia de lo onírico y lo fantasmagórico, junto a historias de un realismo crudo, cercano a la herencia naturalista del autor. Llena de pasajes de gran profundidad filosófica y poética, la obra, escrita bajo la forma de un diario fragmentado, toma como espacio central una villa sin nombre. Este lugar, que representa toda la escala social y existencial de lo humano, será el escenario que pueblen distintos personajes.

 

Entre figuras desdibujadas hasta lo grotesco, detenidas por costumbres e imperativos morales absurdos, se erige una voz fundamental: la de Gabiru, dispuesto a descender hasta lo más profundo de la conciencia humana, para llegar al humus existencial que media entre la vida y la muerte. De esta forma, el autor realiza su búsqueda en los espacios que quedan entre los ángulos opuestos de la existencia, ya que, tal como se afirma en el libro, «el mundo está hecho de dolor- la vida está hecha de ternura».

Clásicos modernos

Rústica con solapas

Formato: 14,5 x 21,5

Número de páginas: 240

Precio: 20,80 €

ISBN: 978-84-19930-03-3

Peso: 405 gramos

«Detrás de la insignificancia están los cielos, los mundos, los oleajes dorados. Está la desesperación. Está el instinto feroz. Detrás de esto están los torrentes de sol y de piedras y los muertos, más vivos que cuando estaban vivos. Detrás del tabique y de las palabras están la Vida y la Muerte y otras figuras terribles. Detrás de las palabras con las que te engañas, de las que te sustentas, de las palabras mágicas, siento algo descabellado y frenético, el asombro, la confusión, el dolor, las fuerzas monstruosas y ciegas».