Laudomia Bonanni

laudomia bonanni 642178bcf3704 01

Laudomia Bonanni, fue una lectora voraz desde niña, que a los diecisiete años ya era profesora y enseñaba en varios pueblos de las montañas de Abruzzo. Manda sus primeros cuentos de Il fosso al premio de obras inéditas organizado por Amici della Domenica, donde recibe el primer premio. En 1949 Montale, en una reseña del Corriere d’informazione, compara su prosa con la de Dublineses de Joyce. En 1950 el libro es publicado por Mondadori y recibe el premio Bagutta, nunca antes concedido a una mujer.

En 1960, tras dedicarse durante mucho tiempo a ser asesora del Tribunal de Menores, publica su primera novela L’imputata que ganó el premio Viareggio y le granjeó reconocimiento en el extranjero. En 1964 gana el premio Selezione Campiello con L’adultera. En 1970, tras un breve silencio literario, publica el ensayo Vietato ai minori, y en 1977 el compendio de cuentos recogidos en Città del tabacco. En 1979 queda finalista del premio Strega con Il bambino di pietra y en 1982 publica Le droghe, para caer después en la indiferencia del mundo literario de su época.

Tras la negativa de su editor a publicar La rappresaglia en 1985 (novela que permaneció en el olvido hasta 2003), una Bonanni decepcionada cierra de una vez por todas su carrera como escritora. La prosa de Bonanni, de una crudeza incómoda para su tiempo, hoy es de una actualidad incuestionable. 

El niño de piedra. Una neurosis femenina

«Un final sombrío lleno de preguntas sin respuesta, pero con una certeza humana: no se puede poseer a nadie, ni siquiera a un niño, la posesión es esclavitud y la esclavitud ha de ser desterrada».

Dacia Maraini

«Si los nonatos han de nacer, es conveniente que esto ocurra fuera de una cultura que no ha sabido darles la vida. Este es, me parece, el sentido último de un libro abigarrado, pero consistente en su planteamiento».

Antonio Porta